Todo lo que debes saber sobre la Lesihmaniasis canina, la enfermedad del mosquito

La leishmaniosis es una enfermedad grave provocada por la picadura de un mosquito llamado “flebótomo”, que afecta a diversos órganos del perro y que incluso puede causar la muerte si no se trata correctamente.

La leishmaniasis es una enfermedad endémica y estacional, con muy poca incidencia en humanos. Reviste riesgo para la población canina en épocas en que los mosquitos están activos (de primavera a otoño). Durante el invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas de España se pueden encontrar mosquitos prácticamente todo el año, por lo que el peligro existe siempre.

Se trata de una enfermedad crónica e incurable, que el perro no transmite a las personas ni a otros animales. Solo puede haber riesgo de contagio cuando la persona tiene las defensas muy bajas.

El primer síntoma suele ser la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y nariz. A medida que la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. También son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas, en las zonas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse.
Sigue leyendo