3 Consejos para evitar el nerviosismo en perros

Durante las fechas de vacaciones, navidades, si hacéis viajes… es normal que nuestro perro se muestre algo alterado: visitas, jaleo, trayectos en coche… Sin embargo, si lo está durante todo el año, deberíamos tratar de calmar ese nerviosismo. A partir del año un perro debe tranquilizarse. A continuación te desvelamos algunos trucos para conseguir que tu perro esté más calmado.

Un cachorro debe ser nervioso y mantenerse activo, es lo natural. Sin embargo, a partir del año y medio se relajan y se vuelven más tranquilos. Si tu perro sigue manteniendo un comportamiento excitado, podría deberse a razones de estrés derivados de factores genéticos, ambientales o educacionales. Por ejemplo, si premiamos que nos reciba con saltos, lametones y carreras, estamos potenciando ese nerviosismo.

Aunque no nos lo parezca, el estrés en un perro le empeora su calidad de vida y puede afectarle a la convivencia con sus familiares u otros amigos perrunos.

Lo primero que debemos hacer es intentar averiguar a qué se debe su nerviosismo. Si se trata de algo genético (lo que convencionalmente conocemos como hiperactividad) es posible que necesite algún tipo de tratamiento farmacológico, por lo que te recomendamos visitar al veterinario.

Si en cambio, su estrés viene debido a factores ambientales o relacionado a la manera en que ha recibido su educación de pequeño; aquí te damos algunos trucos para poder ayudar a nuestro perro nervioso os presentamos 3 trucos:

  • Haz ejercicio con él: Largas caminatas que incluyan juegos con pelotas y frisbies puede ser un aliciente para el can. De este modo quemará energía y, además, crearéis un vínculo más fuerte. Si no tienes ideas, aquí te damos algunas idea de actividades divertidas que podréis hacer juntos. ¿Quien dijo que no se puede hacer actividades de deporte con nuestro amiguete?1
  • Utiliza un tratamientos de feromonas: Existen tratamientos como Adaptil que le ayudarán a estar calmados. Adaptil es una copia de feromonas que libera la madre en su parto y que aporta seguridad y tranquilidad para el perro. Hay diferentes formatos; difusor, spray, collar, comprimidos… depende la situación en la que lo necesites, será mejor un formato u otro.
  • Opta porque un educador canino le ayude: Un especialista sabrá exactamente qué le provoca el nerviosismo a nuestro can y podrá ayudarle a convertirse en un perro más calmado. En Promoanimal podrás encontrar especialistas que te ayudarán a resolver este tipo de problemas con tu perro.

promoanimal_perro_resfriado_veterinarios

 

Piensa además, que uno de los factores que más ayudan a calmar al perro es su propia familia, cuando el ambiente es relajado, lo más habitual es que el perro se adapte a la situación.

Espero que te hayan resultado buenos consejos y siempre puedes pasarte por www.promoanimal.com para encontrar nuevas soluciones. Te esperamos por allí 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s