enfermedades en invierno

Enfermedades en invierno: cómo prevenirlas

Durante los meses de frío todos estamos más chafados y cansados y nuestros peluditos también. Por ello debemos mantenernos alerta para así poder prevenir o, por defecto, tratar la anomalía a tiempo.

Las enfermedades en perros más comunes en invierno son el moquillo, la neumonía y la traqueobronquitis, mientras que en gatos son más habituales la rinotraquitis y la neumonía.

Vacunas:

Uno de los métodos más eficaces son las vacunas, que enfermedades en inviernopueden ayudar a tu mascota a no enfermar en todo el invierno. Con vacunas para el moquillo como las octavalentes y las hexavalentes, puedes ayudar a tu perrito a prevenir enfermedades respiratorias. Tanto perros como gatos deben mantener su calendario de vacunas y es nuestra obligación que lo cumplan. De esta manera conseguiremos reforzar su sistema inmunitario.

Síntomas:

Cuando un perro o gato está pachucho está menos activo, pierde el apetito y se le nota algo tristón. Si ves que esto le ocurre a tu animalito durante más de tres días, lo mejor es que acudas al veterinario, lo más probable es que se trate de un simple resfriado, pero podría complicarse si no lo tratamos a tiempo.

A parte del estado de ánimo, también podemos observar si existe secreción ocular o nasal: ojitos con lagañas, ojos llorosos, estornudos, nariz con moquitos transparente… En caso que el moqueo viniera acompañado de sangre, no dudes un minuto en acudir a tu veterinario habitual: el cuadro puede ser grave.

Otro síntoma puede ser la fiebre, que la detectaremos fácilmente si sus orejas están rojitas o muy calientes.

Cuidados especiales:

Nuestros peluditos están preparados para el frío, pero aún así son más sensibles que nosotros a los cambios de temperaturas, sobre todo los gatos. Así que no dudes en ponerle mantitas o algún jersey si es de pelo corto o le ves temblar. También evita sacarlos a pasear en horas de mucho frío, a no ser que tu compañero sea un Husky, un Samoyedo, un Mastín…

enfermedades en inviernoA la hora del baño, procurar utilizar agua calentita y secarle muy bien con la toalla. Si tu pequeñín no le teme al secador, es conveniente utilizarlo. Otra opción son las toallitas o los champús en seco para perros o gatos.

Durante el invierno no es necesario cambiar el tipo de alimentación que solemos dar a nuestro amiguete, a no ser que nos lo haya aconsejado el veterinario. Podemos ayudarle a mantenerse más activo con complementos vitamínicos, que le ayudarán a reforzar su sistema inmunológico.

Es importante recordar que no podemos medicar a perros o gatos con nuestros propios medicamentos ya que las dosis de los humanos son distintas a las de los animales pueden ocasionar serios problemas a la larga.

Acuérdate siempre que si tienes un cachorrito en casa o un perro o gato mayor, sus defensas son más débiles, por lo que tendrás que estar más atento con alimentación o medicación especial en cada caso.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos y que tus pequeñines no se pongan malitos este invierno. Aunque estamos seguros que ahora ya sabrás qué hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s