celo perras

El celo en los perros

El período de celo nos indica que nuestra perra puede reproducirse. En las razas de tamaño pequeño el primer celo se manifiesta entre los 6 y los 8 meses de edad y en las razas grandes es normal que se produzca hacia los 24 meses.

¿Cómo puedes saber si tu perra esta en celo?

El signo más visible es el sangrado, la vulva de la perra se hincha hasta el doble de su tamaño habitual, está más cariñosa, nos sigue por toda la casa, y su apetito aumenta los días previos al celo.

¿Cuántos celos tiene una perra al año?

Lo habitual es tener dos celos anuales, ya que el intervalo normal entre celos es de 6 a 7 meses. A veces pueden haber variaciones y aparecer cada 4 o 12 meses. Cuando envejecen, el tiempo entre celos se alarga más.

Las perras nunca dejan de ciclar, por eso el sangrado nunca desaparece (las perras no tienen la menopausia como las mujeres.)

El ciclo sexual de la perra se divide en varias fases:

El poestro: Dura entre 7 y 10 días. En esta fase la vulva se hincha y existen pérdidas de sangre. En esta fase la hembra atrae machos pero ella rechaza la monta o actividad sexual.

El estro: Dura entre 5 y 15 días. En este período la hembra acepta al macho. Se produce la ovulación, la vulva sigue hinchada pero disminuyen las pérdidas de sangre.

El metaestro: Dura entre 110 a 140 días y es el periodo de gestación, parto y lactancia en las perras que ya se han apareado.

El anestro: Corresponde al período de descanso sexual  y su duración es variable.

El momento óptimo para la monta es durante el estro, que es cuando se produce la ovulación. En la mayoría de las perras, los días de máxima fertilidad se dan entre los días 11º y 15º después de que empezó a sangrar, es decir, desde el comienzo del ciclo. Se recomienda hacer las montas naturales cada 2-3 días, desde que la hembra acepta la monta hasta que rechace al macho.

Hay que dejar al menos dos ciclos estrales antes de cruzar a nuestra mascota. Si no queremos tener un ejército de perros detrás de nuestras perra, hay que intentar no sacarla por lugares llenos de perros, como parques. Bajo ningún concepto hay que dejar suelta a la hembra.

La hembra decide cuándo y con quién se cruza y, por lo general, escoge al macho que conozca, no al que al dueño se le antoje.

Cuando macho y hembra se acoplan nunca se deben separar (tras el acto sexual quedan enganchados por lo menos 15 minutos). Si se les intenta soltar a la fuerza podríamos ocasionarles lesiones severas.

Las perras pueden tener cachorros incluso de mayores, ya que el ciclo continúa hasta edad muy avanzada, aunque los riesgos pueden ser mortales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s