gato con pulgas

Malas pulgas

La pulga es el parásito más común en los gatos. Su nombre científico es Ctenocephalides felis. Son parásitos que se mueven rápido, saltan, se esconden en la piel del gato y se alimentan de su sangre.

Las pulgas necesitan un ambiente húmedo y cálido para reproducirse. Son insectos pequeños, de color marrón, tienen seis patas y su estructura corporal les permite dar saltos potentes para trasladarse entre sus diferentes huéspedes.

Las pulgas se pueden encontrar durante todo el año, pero el ciclo de vida de la pulga se acelera en primavera-verano y suele disminuir en otoño-invierno.

Las pulgas son parásitos chupadores que pueden causar dermatitis alérgica por pulgas (DAP), la enfermedad dermatológica que más comúnmente afecta a perros y gatos en todo el mundo.

¿Dónde se alojan?

Si tu gato se rasca constantemente, deberías examinarlo para ver si tiene pulgas. Las pulgas se suelen localizar en la base de la cola y en los cuartos traseros, aunque también se pueden encontrar por todo el pelaje.

Si tu gato es de pelo corto y color claro es muy probable que veas las pulgas a simple vista como puntos negros moviéndose en su piel. Si tu gato es de pelo largo o de color oscuro, puedes comprobarlo peinándolo sobre una toalla con un peine especial con púas finas para gatos.

¿Cómo eliminarlas?

Existe una gran variedad de tratamientos antipulgas para gatos en clínicas veterinarias, tiendas de animales y supermercados, lo que puede crear gran confusión a la hora de elegir. Por eso siempre es mejor consultar con el veterinario.

Os damos algunos consejos para acabar con ellas:

– Usar insecticidas de larga acción para matar las pulgas adultas en todos los animales domésticos de la casa, y evitar así la reproducción de las mismas.

Baños: conseguirá expulsar muchas pulgas lavando su pelaje con un champú  suave especial para gatos.

Péinalo: Peina al animal 1 vez al día con un peine antipulgas. Moja también el peine en un bol de agua jabonosa para ahogar las pulgas que hayan quedado atrapadas entre las púas.

Collar antipulgas: lo más recomendable es utilizar un collar que contenga una hormona sintética antipulgas, como el metopreno. Estos collares son prácticamente inocuos para los mamíferos y esterilizan los huevos de pulgas, impidiendo su desarrollo.

Aerosoles: Los más eficaces y menos tóxicos son aquellos que  contienen los insecticidas D-limoneno y piretrina (derivados de los crisantemos). Un tratamiento antipulgas complementado con un aerosol para su hogar, garantizará que tanto su animal como la casa quedan libres de pulgas.

Pasar la aspiradora al menos una vez a la semana. Es preferible dar prioridad a las zonas donde el animal pasa más tiempo, y sobre todo por alfombras, sofás y tapicerías. No hay que olvidar las rendijas entre las tablas del parqué, los zócalos, así como otros rincones y grietas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s