higiene bucal canina

La importancia de la higiene bucal canina

Cuidar los dientes de tu perro es tan importante para su salud como cualquier otra parte de su cuerpo. De hecho, el cuidado de los dientes de tu perrete debe empezar cuando aún es un cachorro.

Los problemas más frecuentes son la acumulación de sarro, placa, y gingivitis. No sólo debemos preocuparnos por el mal aliento y los dientes amarillos. La boca es un lugar cálido y húmedo en el que numerosas bacterias encuentran su hogar ideal.

La presencia continua de las bacterias en la boca del perro tiene un impacto diario sobre su salud, ya que éstas pueden extenderse a través de la circulación sanguínea y llegar a lugares delicados como las válvulas cardíacas, los riñones o el hígado. Así que ya sabes, más vale cepillo en mano…

Si mantenemos bajo control la salud oral de nuestros perros podremos evitar extracciones, empastes, colgajos gingivales y endodoncias, problemas que requieren anestesia.

Hay que cepillar los dientes a los perros diariamente. Puedes encontrar cepillos caninos especiales y también pasta de dientes. ¡Prohibido usar productos humanos! También existen barritas especiales, impregnadas en antisépticos orales, para masticar.

Aquí os dejamos algunos consejos para mantener la salud dental de los perros:

Cepillar los dientes

La mejor forma de que se acostumbren al cepillado es hacerlo desde cachorros. Empieza despacio para que no se irrite. Puedes ir aumentando el tiempo de cepillado a medida que se acostumbre. En poco tiempo, tu perro empezará a desear que le cepille los dientes.

El alimento seco es mejor que el alimento blando

Si el cepillado de dientes produce sangrado, inflamación o lágrimas, hay otras opciones que puedes considerar. El alimento para mascotas seco es mejor para los dientes del perro que el alimento blando, ya que éste último suele quedarse pegado a los dientes y provoca caries.

Masticar huesos y juguetes para limpiar los dientes

Hay muchos huesos y juguetes para masticar que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros, además de ayudar a mantener sus dientes sanos y fuertes.

Si ves alguno de estos signos de problemas dentales en tu perro, llévalo al veterinario:

– Excesivo mal aliento

– Cambio de hábitos al comer o masticar

– Si intenta rascarse la cara o la boca

– Salivación excesiva

– Dientes desalineados o faltantes

– Dientes descoloridos, rotos, faltantes o partidos

– Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes

– Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía

– Bultos o pólipos dentro de la boca

Y recuerda que, incluso cuando sus dientes están sanos, hay que llevar al perro  a un profesional para que le hagan una revisión cada seis meses o un año.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s