Consejos para cuidar de tu mascota en invierno

El invierno ya está aquí y empezamos a preocuparnos por proteger nuestra salud y la de nuestras mascotas, ya que no sólo los seres humanos deben guardar precauciones en esta época del año, sino que las mascotas también son sensibles a las bajas temperaturas.

Los cachorros y los animales de edad avanzada son los que requieren mayor atención, pues sus sistemas de regulación térmica aún no están desarrollados, poseen insuficiente cobertura de grasa y, en el caso de los mayores, éstos ya se han debilitado por el paso de los años.

Éstos son algunos consejos para cuidar de tu mascota en invierno:

Cuida su alimentación. Una alimentación balanceada ayudará a tu mascota a mantener las calorías necesarias para aguantar el frío, especialmente si vive fuera de la casa.

– También es importante mantener un recipiente con agua cerca, ya que debe estar  hidratado de la misma forma que durante épocas estivales.

Nunca dejes a tu peludo solo en el coche cuando hace mucho frío.

– Es necesario ofrecerles un lugar cálido y seco donde dormir y acurrucarse. En casa intenta que su cama esté en alguna zona calentita, donde no haya corrientes.

– Si tienes una mascota de pelo muy corto podría ser recomendable usar un chaleco especial, ya sea para días muy fríos o para sus paseos diarios.

– Si bañas a tu peludo en casa, asegúrate que esté completamente seco antes de salir a dar un paseo.

El perro no debe estar fuera largo rato. Si al sacarle a andar o a hacer sus necesidades notas que tiembla o no quiere andar, llévalo a casa.

Inspecciona las almohadillas de tu perro, sobre todo después de un paseo y utiliza una pomada antes y después de salir con él. Mantén sus uñas recortadas y corta el pelo sobrante entre las almohadillas, ya que se le puede acumular hielo y nieve.

Cepilla bien a tu perro, mantén sus patas limpias y sin nudos y, en caso de que lo necesite por estar haciendo menos ejercicio, llévale a que le corten las uñas.

– Muchos cachorros y los canes más viejitos toleran peor el frío: reduce la duración de sus paseos.

Los juguetes que les hacen discurrir también cansan, y mucho. Es una buena manera de ejercitar a tu perro en alguna temporada en la que sus paseos sean más cortos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s