Las exposiciones caninas

Las exposiciones caninas son concursos donde un juez evalúa a un ejemplar siguiendo el estándar de esa raza.

Un poco de historia

Las primeras exposiciones caninas aparecen en la Inglaterra del siglo XIX, propiciadas por el amor a los caballos y a los perros que se dieron con tanta intensidad en ese país. Una de las causas por las que aparecieron las primeras exposiciones caninas fue la ley que, en 1835, se aprobó en el Parlamento británico y, que prohibía las peleas de perros.

Simultáneamente, en todas las ferias de ganados, los propietarios de perros  realizaban los mismos procesos de comparación entre sus animales. Hay que tener en cuenta que, en aquellos tiempos de la primera mitad del XIX, el ferrocarril todavía no existía, por lo que todas estas reuniones tenían que tener obligatoriamente un ámbito local. De la conjunción de estas aficiones coincidentes en las comunidades ciudadanas y rurales surgieron las primeras exposiciones oficiales, cuando las condiciones y, sobre todo, los medios de transporte, lo permitieron.

La primera exposición canina fue llevada a cabo en Newcastle-upon-Tyne, Inglaterra en el año 1859. Y casi inmediatamente, los aficionados de Birmingham, Leeds, Mánchester y, finalmente, de Londres, también reaccionaron y les imitaron. Francia empezó en mayo de 1863, en el Jardín de aclimatación del bosque de Bolonia, y en Estados Unidos comenzaron en 1875.

En la actualidad, probablemente las dos mejores exposiciones, más grandes y prestigiosas competencias anuales son Westminster Kennel Club Dog Show, en Estados Unidos y Crufts, en el Reino Unido.

¿Cómo son las exposiciones?

La preparación para una exposición canina comprende, entre muchos factores, una buena puesta en forma física, tanto para que el perro se presente en su mejor apariencia, como para que efectúe una buena puesta en escena. Ello exige una dedicación previa donde hay que entrenarlo, enseñarle a correr adecuadamente, a posar, etc. Todo ello requiere una buena cantidad de movimiento y actividad física por parte del perro y del dueño.

El criador y el aficionado interesados en mejorar la raza, indudablemente verán en el ganador, no solamente a un campeón, sino a un animal digno de repetir sus cualidades y fijarlas en sus descendientes. Los jueces especialistas gustan de este tipo de perros y bajo su punto de vista el perro campeón será un “reproductor”.

No todo el mundo está capacitado para presentar a sus propios perros, ya sea por falta de conocimientos, o de dotes atléticas o también por obligaciones profesionales o familiares que impidan al propietario viajar.

El presentador profesional, el handler, tiene mayores conocimientos sobre el manejo de los perros, sobre la mecánica de las exposiciones y, por supuesto, una soltura que solamente puede dar la práctica. Lo más adecuado para poder hacer un circuito es delegar en una persona cuya profesión sea la de presentar perros.

Hay diferentes tipos de exposiciones, que enumeramos de menor a mayor importancia:

-Concursos: son pequeñas exposiciones locales. Funcionan como una exposición normal, pero no se pone en juego ningún tipo de punto. Son muy útiles para acostumbrar al perro y los jueces suelen ser jueces en preparación.

-Exposiciones Nacionales: se pone en juego el CAC (Certificado de Aptitud para el Campeonato)

-Exposiciones Internacionales: se pone en juego un CAC y un CACIB (Certificado de Aptitud para el Campeonato Internacional de Belleza)

-Exposiciones Monográficas: son exposiciones de belleza exclusivas para una raza o grupo de razas similares. El punto que se pone en juego en estas exposiciones antes era obligatorio para conseguir el título de Campeón de España, pero ahora ya no lo es.

Clases

Primero se juzga cada raza por separado, dentro de cada una se hacen distintas clases, dependiendo de la edad del ejemplar y si ya es campeón.

-Clase campeones: para ejemplares que tengan el título de Campeón de España o de un país extranjero reconocido por la FCI (Federación Cinológica Internacional) y por la Real Sociedad Canina de España.

-Clase abierta: para perros mayores de 15 meses.

-Clase trabajo: para perros de utilidad que hayan superado una prueba oficial con la calificación de suficiente como mínimo; y para perros de caza que hayan obtenido la calificación de bueno en una prueba oficial reconocida por la R.S.C.E.

-Clase intermedia: para los que tengan más de 15 meses y menos de 24.

-Clase jóvenes: para los que tengan más de 9 meses y menos de 18.

-Clase cachorros: para los que tengan más de 5 meses y menos de 9.

-Clase muy cachorros: esta clase sólo se suele ver en Exposiciones Monográficas. En ella participan cachorros con edades comprendidas entre los 3 y 5 meses.

Un pensamiento en “Las exposiciones caninas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s