El curioso gato Esfinge o Sphynx

El Sphynx o gato esfinge puede producir el mismo grado de rechazo que de afecto. Lo cierto es que su peculiar falta de pelo, sus orejas de murciélago y su cara de serpiente lo convierten en un gato que no deja indiferente a nadie.

La ausencia de pelo en el Sphynx es resultado de una mutación genética natural, vista por primera vez en Canadá, en 1964.

Aunque a simple vista parece que estos gatos no tienen ningún pelo, realmente presentan la piel cubierta de una capa de vello muy fino, casi imperceptible a la vista o al tacto.

Las arrugas son una característica en el gato esfinge, pero en realidad no tiene más arrugas que cualquier otro gato, simplemente parece tener más debido a la falta de pelaje.

El Sphynx es un gato tranquilo, curioso, inteligente y cariñoso. Les encanta la calma y la tranquilidad. Son sociables y muy dependientes de sus dueños. Si optas por tener un gato esfinge, debes saber que se adaptará perfectamente a la vida familiar, no suele tener problemas con otros animales y se mostrará paciente con los niños gracias a su carencia de agresividad.

Son de temperamento dulce, pacíficos, amigables, curiosos e inteligentes, normalmente prefieren la calma y la tranquilidad.

Por su peculiaridad, debemos proporcionar a estos gatos algunos cuidados especiales:

Su dieta tiene que ser equilibrada, muy nutritiva y rica en calorías, porque como no tiene pelo, consume una gran cantidad de ellas para mantener su temperatura corporal, que es superior al de otras razas de gatos.

Hay que tener mucho cuidado con la temperatura del gato. En invierno tiene que tener una temperatura constante de unos 20 grados, y en verano se deben extremar las precauciones con el sol, ya que se puede quemar igual que las personas.

Aunque no tenga pelo, igualmente debemos bañarlo, al menos una vez a la semana. Cuando sude, sobre todo en verano, debemos limpiarlo utilizando un paño húmedo o toallitas de bebé.

Como es un gato que no tiene ni cejas ni pestañas, suele generar legañas para protegerse los ojos, y también suele producir cera en los oídos. Por ello, es fundamental una higiene con productos especiales en ambas zonas: ojo y orejas.

Historia del gato Sphynx o esfinge

La raza Sphynx o gato Esfinge es una raza relativamente moderna que se origina en Ontario (Canadá), en el año 1964, a partir de una mutación en un gato de raza Americano de pelo corto. A principios de 1900 se habían criado ejemplares en México y se le llamó gato Sin pelo Mexicano (Mexican Hairless). También hay indicios de su existencia en la época prehispánica. La mutación se produjo en el gen Hr, que es el gen del pelo normal, como el gen esfinge es recesivo, se denominó gen Hr.

Sólo hay unos 50 ejemplares de Esfinge en todo el mundo, por eso es difícil encontrar sujetos, sobre todo porque el gen que determina la ausencia de pelo es recesivo.

Aunque esta raza se conoce desde hace más de 30 años, en España se introdujo muy recientemente. Los Sphynx suelen tener precios muy elevados, no sólo con los ejemplares aptos para la cría, sino para mantener la exclusividad de esta raza.

Este gato tiene un carácter dulce y le encanta estar en compañía de personas. Y a pesar de su extraña apariencia, es un gran compañero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s