Todo lo que debes saber sobre la Lesihmaniasis canina, la enfermedad del mosquito

La leishmaniosis es una enfermedad grave provocada por la picadura de un mosquito llamado “flebótomo”, que afecta a diversos órganos del perro y que incluso puede causar la muerte si no se trata correctamente.

La leishmaniasis es una enfermedad endémica y estacional, con muy poca incidencia en humanos. Reviste riesgo para la población canina en épocas en que los mosquitos están activos (de primavera a otoño). Durante el invierno los mosquitos permanecen en estado de larvas cuaternarias y son inofensivas. En las zonas más cálidas de España se pueden encontrar mosquitos prácticamente todo el año, por lo que el peligro existe siempre.

Se trata de una enfermedad crónica e incurable, que el perro no transmite a las personas ni a otros animales. Solo puede haber riesgo de contagio cuando la persona tiene las defensas muy bajas.

El primer síntoma suele ser la pérdida de pelo, sobre todo alrededor de los ojos, orejas y nariz. A medida que la enfermedad va avanzando, el perro pierde peso aunque no pierde el apetito. También son habituales las heridas en la piel, especialmente en la cabeza y en las patas, en las zonas donde el perro está en contacto con el suelo al tumbarse o sentarse.

Si tu perro no recibe ningún tipo de protección, el riesgo de contagio varia de un 3% a 18% según la zona. El riesgo siempre aumenta si su perro permanece en zonas más rurales, en regiones cálidas del país y si está fuera de casa al anochecer.

¿Crees que tu perro tiene Leishmaniasis?

Si sospechas que tu perro tiene síntomas de Leishmaniasis, llévale a tu veterinario para que le extraiga una muestra de sangre. Dependiendo de su estado, también tomará una muestra de la médula ósea o del tejido de un gánglio linfático inflamado para examinarla al microscopio y detectar los parásitos.

El período de incubación puede variar entre 3 y 18 meses. Un tratamiento puede durar varias semanas, pero el parásito siempre permanecerá en el perro. Esto quiere decir que los síntomas pueden volver a aparecer y por lo tanto se tendría que repetir el tratamiento.

Los síntomas de la Leishmaniasis canina son:

-Pequeñas pérdidas de pelo por la zona de la cabeza.
-Crecimiento anormal de las uñas.
-Dermatitis o inflamación de la piel.
-Heridas que no cicatrizan.
-Úlceras en la cabeza y extremidades.
-Inflamación de los ojos.
-Atrofia muscular, sobre todo por la cara (aspecto envejecido y expresión triste), cansancio, fatiga y mucha debilidad.
-Pérdida muy notable de peso, fiebre, hemorragia nasal, inflamación de las articulaciones o cojera.
-Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos (cuello, cara interna de las patas).

Consejos para prevenir la enfermedad:

-Colocar a los perros collares repelentes de mosquitos.
-Usar mosquiteras en las ventanas de las casas de campo y playa.
-No pasear cerca de los ríos o zonas húmedas al atardecer, que es cuando más actividad tienen los mosquitos.
-Usar productos antiparasitarios externos regularmente.
-Fumigar en zonas con alta densidad de mosquitos.
-Usar velas en las terrazas que los ahuyenten.
-En el interior de las casas es conveniente usar enchufes anti-mosquitos que protejan a toda la familia.

La única protección para tu perro ante esta enfermedad es la prevención. Así que ya sabes, cuanto antes se diagnostique la enfermedad, mejor se podrá controlar.

Un pensamiento en “Todo lo que debes saber sobre la Lesihmaniasis canina, la enfermedad del mosquito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s