¿Sabes qué son las zoonosis parasitarias y cómo pueden afectar a tu mascota?

Las zoonosis son las enfermedades que se transmiten naturalmente de los animales vertebrados al hombre y viceversa. Hay muchos tipos de zoonosis y entre ellas están las zoonosis parasitarias, dentro de las que existe una amplia lista de organismos patógenos, más de 250, que desarrollan enfermedades.

Por eso es importante  controlar el buen estado de una mascota, no solo por su bienestar, sino también por el bien de la familia o personas con las que convive.

Para disfrutar de nuestras mascotas con total tranquilidad, debemos recurrir a los veterinarios, quienes nos recomendarán la mejor forma de evitar la zoonosis.

¿Qué enfermedades nos pueden transmitir?

Las mascotas, sobre todo perros y gatos, al ser las especies más extendidas como animales de compañía, pueden transmitir zoonosis a las personas, como la giardiasis, la gastroenteritis eosinofílica, la dermatosis zoonótica, el quiste hidatídico y la toxocariosis, entre otras.

Para prevenirlas, tenemos que seguir las pautas que el veterinario especialista en clínica de pequeños animales prescriba para nuestra mascota: una alimentación equilibrada, el calendario de vacunas y los tratamientos antiparasitarios. Es muy importante prestar, también, atención a las recomendaciones higiénicas que hará para la correcta convivencia entre personas y animales y seguirlas, tanto en casa como en la calle.

Los parásitos intestinales en el perro

Las parasitosis pueden afectar gravemente a nuestro animal de compañía. Hay algunos casos de parasitosis bastante frecuentes en las mascotas como es el de los parásitos intestinales. Son seres microscópicos en su fase larvaria, aunque en su etapa adulta se pueden ver prácticamente a simple vista. Viven a expensas de nuestro perro y se instalan en sus intestinos. Allí se alimentan y se reproducen. Esos huevos o larvas contaminan el medio a través de heces o vísceras que pueden infestar a otros animales, iniciando un nuevo ciclo parasitario.

Puede ser interesante conocer algunas de las parasitosis que pueden afectar a un animal de compañía:

  • La giardiasis. Es una enfermedad diarréica causada por el protozoo Giardia intestinalis. Produce diarrea, puede provocar vómitos, y en casos graves, fiebre o pérdida de apetito.
  • La trichurosis. Es una infección. Los gusanos adultos de Trichuris vulpis perforan la mucosa intestinal, lo que puede producir hemorragias en el intestino. Puede provocar diarrea, retraso en el crecimiento, apatía o anemia en los casos más graves. Sus síntomas son: diarreas difusas en casos graves, pérdida de peso, falta de vitalidad e, incluso, heces con sangre.
  • La ancilostomatidosis. Es una hematofagia: el parásito succiona la sangre del animal infestado a través de la mucosa intestinal, que puede ser causa de anemia. La producen el Ancylostoma caninum y el Uncinaria stenocephala. El Ancylostoma caninum se adquiere por vía cutánea y el Uncinaria stenocephala por vía oral. Puede haber ancilostomatidosis si las heces de nuestra mascota son negras o de un color mucho más oscuro al habitual.
  • La dipilidiasis. Está causada por la llamada tenia del perro, el Dipylidium caninum, que el perro puede adquirir al ingerir una pulga hospedadora. Se caracteriza por dolor abdominal, diarrea, poco apetito, nerviosismo e irritabilidad. También puede producir enrojecimiento y picor, sobre todo, en la zona anal.
  • La toxocariosis. Es una enfermedad infecciosa que es muy frecuente en cachorros y puede llegar a ser mortal para ellos. Si el cachorro se contagia a través de su madre, en estado prenatal, los síntomas son: vómitos y diarrea. Otros síntomas son: fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de articulaciones y daños en el hígado y pulmones. La larva del Toxocara canis migra al pulmón y el animal puede tener hemorragias nasales.

Para evitar posibles contagios, hay que lavarse bien las manos con agua y jabón (palmas y dorso, entre los dedos, las yemas y bajo las uñas) después de tocar o jugar con la mascota. También hay que lavarse bien las manos tras recoger las heces, y limpiar las suelas de los zapatos, ya que las larvas de los parásitos pueden quedarse pegadas a ellos.

Una convivencia adecuada con los animales domésticos y un adecuado control veterinario, evitarán la aparición de estas enfermedades, tanto en mascotas como en humanos. Prevenir es la mejor alternativa.

3 pensamientos en “¿Sabes qué son las zoonosis parasitarias y cómo pueden afectar a tu mascota?

  1. Pingback: ¿QUE SON LAS ZOONOSIS? | THE WALKING DOG

  2. Otros métodos de prevención para evitar estas enfermedades son: Conocimiento del origen de la
    carne y los vegetales, cocinar bien la carne, limpieza del hogar, utilizar protección para trabajar, higiene.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s