Siempre a Tu Lado

“Siempre a tu lado” es un film del 2009, remake de la película japonesa Hachiko Monogatari. Puede que muchos ya la conozcáis pero sin duda es digna de ver, y muy recomendable para todos aquellos amantes de los animales. La película está basada en hechos reales, lo que la hace aún más conmovedora.

Se trata de un perro increíblemente fiel a su dueño y que acude diariamente a la estación a esperarle.

La historia plasmada en la gran pantalla trata sobre un profesor universitario, interpretado por Richard Gere, que da clases de música. Él recoge un día a un perro de origen japonés y raza Akita, al que encuentra abandonado en una estación. Como nadie lo reclama, se lo lleva a su casa. Y va descubriendo entonces los entrañables lazos que pueden unir a una persona y a un animal.

Hoy en día es un perro realmente conocido en Japón e incluso es tomado como símbolo del propio país. La historia original transcurría en los años 30 en una ciudad japonesa, y existe una estatua de bronce en su honor.

Os recomendamos esta película tan conmovedora y por supuesto, que no falten unas palomitas ¡A disfrutar!

 

Los parásitos intestinales en los perros

El porcentaje de perros que tienen parásitos intestinales depende de muchos factores, como el tipo de hábitat donde vivan (urbano, rural, perreras, etc.), la zona geográfica (condiciones climáticas, parasitosis endémicas, etc), el tipo de alimento que coman (carne cruda, o alimentos no cocinados,etc).

Según estudios realizados en diferentes países, la presencia de parásitos intestinales en perros que viven en hogares puede llegar a alcanzar entre el 14 y el 18 % y, en el caso de perros que viven en perreras, entre el 25 al 71 %. Y este peligro no sólo existe para el perro, ya que existe un riesgo de transmisión de parásitos intestinales del perro a los niños u otros miembros de la familia (zoonosis).

Sigue leyendo

¿Sabes qué son las zoonosis parasitarias y cómo pueden afectar a tu mascota?

Las zoonosis son las enfermedades que se transmiten naturalmente de los animales vertebrados al hombre y viceversa. Hay muchos tipos de zoonosis y entre ellas están las zoonosis parasitarias, dentro de las que existe una amplia lista de organismos patógenos, más de 250, que desarrollan enfermedades.

Por eso es importante  controlar el buen estado de una mascota, no solo por su bienestar, sino también por el bien de la familia o personas con las que convive.

Para disfrutar de nuestras mascotas con total tranquilidad, debemos recurrir a los veterinarios, quienes nos recomendarán la mejor forma de evitar la zoonosis.

¿Qué enfermedades nos pueden transmitir?

Sigue leyendo

¿Cómo educar a nuestro gato?

Todo el mundo conoce el carácter independiente de los gatos. Su personalidad puede complicar su educación, pero eso no significa que no puedan aprender ciertas normas o reglas de conducta básicas que hagan más llevadera  la convivencia entre humanos y felinos.

El comportamiento de los gatos y su forma de aprender difiere en muchos aspectos de la de los perros. En general, es más difícil educar a un gato, pero no es imposible. Su comportamiento independiente se debe a que los gatos son cazadores solitarios y, como están acostumbrados a vivir sin el apoyo de otros congéneres, no aceptan órdenes.

Para educarle no es necesario gritar, ni dar golpes, ni intentar castigarlo, ya que sólo lograrás que el animal te tenga miedo y no actúe como tú esperas. Lo mejor es educarle con voz suave, motivándolo a aprender mediante premios,  y con constancia.

Hay algunas pautas básicas que podemos enseñarle: 

Sigue leyendo

La hora del Baño

El momento del baño, a veces, se puede convertir en una pesadilla para nuestra mascota, sobre todo cuando ésta trata de evitar entrar en el agua a toda costa.

Mientras los gatos se alejan y muchos perros se esconden, algunas mascotas realmente parecen disfrutar de la hora del baño. Es importante convertir esta acción en una costumbre para ellos y hacer que se sientan cómodos. Es necesario saber cómo tranquilizar al perro durante el baño y cómo lograr que este sea divertido para que el animal supere su rechazo al agua.

Si bien no es aconsejable bañar a nuestro animal con demasiada frecuencia (ya que disminuye la grasa natural de su piel), sí que es conveniente realizarlo periódicamente. Un animal necesita tomar al menos un baño al mes, si vive en la ciudad, y uno cada dos semanas, en caso de canes con mayor contacto con el campo y el mundo rural.

Os damos algunos consejos para bañar a vuestro peludo:

Sigue leyendo